fbpx

Del libro de los delirios

Primero con la mente

Te toque primero con la mente 
esa juguetona y suspicaz idea 
que brinca de repente y bordea 
entre el resorte de tus prendas interiores 
y la piel que estas protegen de los mirones 
pero yo no soy mirón, me gusta tocar  
y si te puedo tocar con la mente 
te tocaré con las manos también 
solo falta que tú me toques de la misma manera… 
 
Nos cruzamos casualmente en el camino 
llevabas una blusa medio abierta 
y por mi estatura y la tuya 
pude ver más allá de lo que quisieras 
ocultar con tu blusa de botones 
te confieso que no fuera que quisiera hacerlo 
pero lo evidente se mostraba a mi vista 
sonreíste a mi ademán de desviar la mirada 
respetuosamente me distraje en otra cosa 
pero tarde era ya, tus senos estaban en mi memoria 
deliciosamente cadenciosos en tu andar 
despreocupada 
minifalda muy bien puesta y arreglada 
sabías que tenías lo que me faltaba 

Leave a Reply

Create a website or blog at WordPress.com

error

Please share!/ Por favor comparte

%d bloggers like this:
Verified by MonsterInsights